Patatas gratinadas con queso parmesano

Deliciosas patatas gratinadas con queso parmesano y bechamel integral muy sabrosa. Esta receta ligera te va a encantar como guarnición de tus platos principales. Nutritiva, sana y muy fácil de preparar.

Patatas gratinadas con queso parmesano

Si buscas nuevas formas de preparar patatas para servir como guarnición o acompañamiento de tus platos principales, esta es tu receta. Este gratinado de patatas está elaborado con sabrosísimo queso parmesano y una bechamel muy cremosa.

Últimamente me estoy aficionando a las recetas saludables con patatas y, con el mal tiempo que está haciendo estos días, me entró antojo de unas buenas patatas gratinadas al horno. He aligerado la receta clásica para hacerla un poco más light, pero usando parmesano para conseguir un sabor intenso a queso, y ha quedado deliciosa. Ya tienes guarnición para tu comida del fin de semana.

Patatas gratinadas con queso parmesano

¿Qué diferencia hay con el gratén de patatas tradicional?

El gratén de patatas o patatas al gratén clásicas suelen usar ingredientes más calóricos que estas patatas gratinadas al horno light, como nata, béicon y pan rallado. Pero estas patatas gratinadas con bechamel son más ligeras, saludables y nutritivas, aunque están igual de ricas.

Cómo preparar gratinado de patatas

  1. Corta las patatas en rodajas finas y disponlas en una fuente de horno pequeña, formando dos filas inclinadas.
  2. Prepara la bechamel de parmesano combinando en una sartén la mantequilla, la harina integral y la leche. Cuando esté cremosa, agrega el parmesano rallado. Vierte la bechamel sobre las patatas y hornea unos 45-50 minutos.
  3. Cubre con más queso y gratina un par de minutos, hasta que la superficie esté tostada.
Patatas gratinadas con queso parmesano

¿Las patatas gratinadas con bechamel se pueden preparar con antelación?

Claro que puedes prepararla las patatas gratinadas con queso parmesano con antelación, para tu batch cooking o tupper. La mejor forma de conservarlas y comerlas recién hechas es siguiendo todos los pasos justo hasta antes de hornear. Guarda las patatas crudas con la bechamel en la nevera y, al día siguiente, solo tienes que hornearlas 45 minutos.

Patatas gratinadas con queso parmesano

Deliciosas patatas gratinadas con queso parmesano y bechamel integral muy sabrosa. Esta receta ligera te va a encantar como guarnición de tus platos principales. Nutritiva, sana y muy fácil de preparar.
Tiempo de preparación15 min
Tiempo de cocción50 min
Plato: Acompañamiento
Raciones: 4 personas
Calorías: 350kcal
Autor: Sara | Avena y Aguacate

Ingredientes

  • ½ kg patatas peladas y cortadas en rodajas finas
  • 2 cucharadas harina integral (de trigo o espelta)
  • 1 cucharada mantequilla
  • 250 ml leche
  • 150 g queso parmesano (o grana padano) rallado
  • 1 diente ajo finamente picado
  • sal
  • perejil picado

Elaboración paso a paso

  • Precalienta el horno a 180 ºC.
  • Dispón las rodajas de patata en una fuente de horno pequeña, formando dos filas. Las rodajas deberán estar las unas sobre las otras, formando como una especie de rampa o escalera. No las pongas ni muy rectas ni muy planas, sino inclinadas.
  • Para preparar la bechamel, pon a calentar al fuego medio en una sartén la mantequilla. Cuando esté derretida, añade la harina y, con la ayuda de unas varillas, remueve sin parar hasta que la harina haya absorbido toda la mantequilla. Poco a poco ve añadiendo la leche, sin dejar de remover, para que no se hagan grumos. Baja a fuego lento y deja que la bechamel espese, aproximadamente 5 minutos.
  • Cuando la bechamel esté cremosa y densa, aparta del fuego la sartén y agrega unos dos tercios del queso rallado, removiendo para que se integre. Si queda muy espesa la mezcla, añade más leche. Debe ser cremosa. Incorpora el ajo picado y sala al gusto.
  • Vierte la bechamel sobre las patatas y hornea unos 45 minutos, hasta que las patatas estén tiernas y la bechamel, espesa.
  • Añade entonces sobre la superficie de las patatas el resto del queso rallado, bien repartido. Enciende la función de grill o gratinado del horno y deja que se gratine entre 3 y 5 minutos, hasta que el queso empiece a tostarse (pero no quemarse). Sirve con perejil fresco picado.

Recibe todas mis recetas por e-mail

Introduce tu dirección de correo electrónico y serás el primero en recibir mis nuevas recetas directamente en tu bandeja de entrada.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *






*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.