Go Back

Rollos de ajo y queso: receta de rollos integrales

Rollos de ajo y queso riquísimos y esponjosos, con harina integral para aportar fibra y nutrientes y con todas las propiedades del ajo. Acompaña con ellos tus comidas. Le encantarán a toda la familia.
Tiempo de preparación30 min
Tiempo de cocción25 min
Tiempo de fermentación2 h
Tiempo total2 h 55 min
Plato: Acompañamiento
Raciones: 12 rollos
Calorías: 350kcal
Autor: Sara | Avena y Aguacate

Ingredientes

Para la masa:

  • 310 g harina de panadería o de fuerza
  • 240 g harina integral (de trigo o espelta)
  • 240 g leche
  • 2 huevos
  • 75 g mantequilla ablandada
  • 50 g miel pura
  • 3 g levadura seca de panadería
  • 10 g sal

Para el relleno:

  • 100 g mantequilla ablandada
  • 1 cabeza ajo (dientes pelados y finamente picados)
  • 50 g queso curado rallado

Elaboración paso a paso

  • En un bol grande, mezcla todos los ingredientes de la masa con la ayuda de una cuchara de madera. Cuando estén todos los ingredientes incorporados, vierte la masa sobre una superficie bien enharinada y amasa la mezcla durante unos 15 minutos, hasta que quede una masa elástica. También puedes hacerlo con un robot amasadora.
  • Forma una bola con la masa, introdúcela en un bol muy bien engrasado con aceite de oliva, tápalo con un paño o con papel film y deja que fermente hasta que duplique su tamaño, aproximadamente hora y media.
  • Lleva la masa a la encimera enharinada y, con un rodillo, aplánala para formar un rectángulo de un grosor de medio centímetro más o menos.
  • Extiende la mantequilla en pomada por todo el rectángulo y reparte sobre ella los dientes de ajo finamente picados y el queso curado rallado.
  • Enrolla la masa desde el lado largo, con mucho cuidado, hasta obtener un rollo. Con un cuchillo bien afilado, córtalo en doce piezas del mismo tamaño.
  • Engrasa una bandeja o fuente de horno (o cúbrela con papel vegetal) y coloca en ella los rollitos, separados entre sí un par de dedos. Tapa la bandeja con un paño y deja reposar una hora, hasta que hayan duplicado su tamaño.
  • Precalienta el horno a 180 ºC y hornea los rollitos entre 20 y 25 minutos, hasta que empiecen a dorarse. No dejes que se tuesten: si se hacen demasiado, quedarán secos.
  • Deja templar unos minutos antes de servir. Pero que no se enfríen mucho, porque calentitos están deliciosos.