Bizcocho de calabaza especiado

img_8405

Bizcocho de calabaza dulce, jugososo y especiado, apto para intolerantes a la lactosa, totalmente integral y sin azúcar.

Ingredientes

  • 200 g de harina integral de trigo o espelta
  • 250 g de calabaza asada
  • 300 g de dátiles deshuesados
  • 2 huevos
  • 150 ml de agua
  • 100 g de aceite de coco
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de levadura química
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • Una pizca de sal
  • 60 g de nueces picadas
  • 60 g de uvas pasas

Preparación

  1. Pon a precalentar el horno a 180 °C.
  2. En una batidora de vaso o picadora, bate los dátiles, el aceite de coco y la calabaza asada. Añade los huevos y el agua y vuelve a batir.
  3. En un bol grande mezcla la harina, las especias, la sal, el bicarbonato y la levadura. Incorpora el contenido de la batidora y mezcla. Por último, incorpora las nueces y las pasas.
  4. Engrasa un molde alargado de bizcocho y vierte en él la masa.
  5. Hornea durante 55-60 minutos.

5 respuestas a “Bizcocho de calabaza especiado

  1. Tiene una pintaza espectacular!! Se podría sustituir el aceite de coco por aceite de girasol o incluso de oliva (supongo que este útil,o no por se de un sabor más fuerte)?

    Me gusta

    1. ¡Gracias! De oliva no, por el sabor tan fuerte, que mataría todos los demás. En teoría, puedes sustituirlo por aceite de girasol… pero si puede ser alto oleico, mejor, porque en general el aceite de girasol no es muy recomendable. Lo que pasa es que el aceite de coco le da un sabor muy rico y ayuda al dulzor, así que yo para repostería prefiero aceite de coco.

      Me gusta

  2. Y sin embargo es más recomendable el aceite de coco que el de girasol, aunque éste fuese con contenido alto oleico?? Precisamente creía que era al revés y hasta ahora lo he ido evitando jeje

    Me gusta

    1. Pues depende de lo que busques. El alto oleico es buena opción porque es el que más se acerca al aceite de oliva en cuanto a su tipo de ácidos grasos. El aceite de girasol normal, por el contrario, favorece un desequilibrio aún mayor entre omega 6 y omega 3, lo que tiene efectos inflamatorios.

      Por otro lado, el aceite de coco (virgen) es una grasa saturada, pero al ser de cadena media no es perjudicial como los aceites de palma, por ejemplo. Algunos estudios han demostrado el aumento de colesterol HDL (el bueno) con el consumo de aceite de coco, sin un aumento significativo del LDL. Dicho esto, hacen falta más estudios y no se puede considerar evidencia concluyente. Por lo general, lo que se dice y se recomienda es que el aceite de coco no debería usarse como sustituto del aceite de oliva, pero su consumo moderado no tiene efectos nocivos en la salud siempre que vaya acompañado de una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable. Vamos, que no te lo zampes a cucharadas a diario, pero su consumo moderado es perfectamente saludable: ni tiene propiedades milagrosas ni es tan perjudicial como algunos dicen.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s